Tarta de queso fría con gelatina de mango

Tarta de queso fría con gelatina de mango
45'
10 raciones
Fácil
270 kcal

Tarta de queso fría con gelatina de mango

Qué delicia de tarta de queso os traigo hoy amig@s. En serio, tenéis que probar este cheesecake de mango en cuanto tengáis un rato para hacerlo.

Es una tarta para la que no necesitaremos el horno para a la hora de cocinarla, así que lo tiene absolutamente todo. Eso sí, el tiempo de preparación que veis en la receta, se refiere solo a los momentos en los que se cocina. Lógicamente, al ser una tarta sin horno, requiere cierto tiempo de espera para que la tarta cuaje. Por esta razón, que sea una tarta sin horno la convierte en ideal para el verano.

El mango le da un toque refrescante muy necesario para combatir los días de calor y el hecho de tomarla fría, también ayuda. Lo dicho, ideal para esos cumpleaños en pleno julio o agosto con días de 35 grados o más, viene perfecta.

Si la haces y tu quieres, puedes subir una foto a INSTAGRAM y citarme, así puedo valorarla

Si te apetece seguirme en INSTAGRAM toca cualquier parte de este texto y se abrira mi cuenta. Luego puedes subir fotos a la tuya y etiquetarme para que vea como lo haces.

Vídeo de la receta PASO A PASO

Javier Romero
Javier Romero
Más de 2000 recetas en vídeo

Ingredientes para 10 personas

Foto de los ingredientes

Preparación paso a paso

1 - Preparamos la base de galletas

Comenzamos pulverizando las galletas en la picadora que viene con la batidora (con muchas de ellas viene) y luego las mezclamos con la mantequilla, que debe estar en punto de pomada. A continuacion, ponemos la mezcla en el molde extendiéndola procurando que quede repartida lo más igualmente posible por toda la base. Después metemos el molde al congelador durante el tiempo que nos cueste preparar la mezcla de queso.

Preparamos la base de galletas

2 - Comenzamos a hacer la parte del queso

Para preparar la mezcla líquida, ponemos una cazuela al fuego de baja intensidad, ya que no queremos que la mezcla hierva en ningún momento. Vertemos la leche y la nata junto a la cuajada en polvo. Removemos bien para que la cuajada quede perfectamente mezclada. En caso de que no encontréis cuajada en polvo, la cantidad equivalente en láminas de gelatina serían 10 láminas y en el caso de que utilicéis gelatina en polvo (grenetina en América), la cantidad serán 15 g.

Comenzamos a hacer la parte del queso

3 - Terminamos la masa de la tarta

Una vez esté disuelta la cuajada, añadimos 200 g de azúcar y volvemos a batir. Luego agregamos el queso y lo mismo, batimos hasta que quede disuelto en la mezcla.

Terminamos la masa de la tarta

4 - Vertimos la masa en el molde y dejamos que se cuaje

Una vez tengamos la mezcla terminada, sacamos el molde del congelador y volcamos toda la mezcla en su interior de forma pausada para que no cause ningún impacto en la base. Ahora tenemos que esperar a que se enfríe para meterla en la nevera, donde estará un mínimo de 4 horas (si son 8 mejor, quedará más cuajada).

Vertimos la masa en el molde y dejamos que se cuaje

5 - Cocinamos el mango para hacer la mermelada

Pasado ese tiempo, nos ponemos a preparar la cobertura. Pelamos y troceamos los mangos, y lo ponemos todo en una cazuela junto a los otros 200 g de azúcar restantes. Encendemos el fuego a media intensidad y vamos aplastando poco a poco el mango con una paleta para que se vaya deshaciendo.

Cocinamos el mango para hacer la mermelada

6 - Hidratamos la gelatina y trituramos la mermelada

En que la mezcla empiece a hervir, bastará con cocinarlo durante 10-15 minutos más. Si después de eso consideráis que hay trozos demasiado grandes de mango, lo pasáis con la batidora para conseguir una mermelada fina. Cuando tengamos la cobertura en ese punto, pondremos a hidratar las láminas de gelatina en un bol con agua.

Hidratamos la gelatina y trituramos la mermelada

7 - Añadimos la gelatina a la mermelada

Una vez esté hidratada, debemos esperar a que la mermelada se enfríe un poco antes de añadirla. Cuando lo haya hecho, ponemos las láminas y mezclamos para integrarlas.

Añadimos la gelatina a la mermelada

8 - Rallamos con un tenedor la parte superior de la crema

Retiramos la mermelada del fuego y esperamos a que se atempere un poco. Mientras tanto, haremos unas rayas con un tenedor sobre la superficie de la tarta. De esta forma la mermelada no se resbalará de la tarta al solidificarse.

Rallamos con un tenedor la parte superior de la crema

9 - Cubrimos la tarta con la gelatina de mango

Acto seguido, volcamos la mermelada poniendo una cuchara con la curva hacia arriba en el medio, para reducir el impacto de la mermelada en la superficie de la tarta.

Cubrimos la tarta con la gelatina de mango

10 - Tras el reposo, servimos y disfrutamos

Ya solo nos queda esperar a que la cobertura se solidifique y listo, ya podremos comernos este delicioso cheesecake de mango sin horno. Espero que lo preparéis muy pronto en casa y subáis la foto final a Instagram mencionando mi cuenta @cocinafamiliarjr. Hasta aquí la receta de hoy, mañana volveremos a vernos con una nueva receta en Cocina Familiar.

Tras el reposo, servimos y disfrutamos
¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado
Javier Romero
Las Recetas del Abuelo
Las recetas de siempre más sabrosas que nunca. #ByJavierRomero
Deja tu comentario

  • #2
    maria
    01/09/2017 · 18:09

    Deliciosa receta gracias javier por esas recetas tan deliciosas y faciles de hacer y muy economicas BENDICIONES.

  • #1
    Elena
    01/09/2017 · 18:09

    hola Javier muchas gracias por la receta tan buena y deliciosa con muchos pocos ingredientes de verdad tiene una pinta maravillosa me encanta mucho estatura recetas tuyas y mucha de ellos me han preparado esta deliciosa un abrazo de mi parte desde Zaragoza

Recetas más vistas en los últimos 90 días