×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail:

¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Suspiro de limeña, dulce de leche con merengue

19 de Octubre de 2015

Suspiro de limeña, dulce de leche con merengue

¡Hola a tod@s, amig@s de Cocina Familiar! No he podido resistirme y hoy os traigo un dulce tremendamente rico y con una historia muy romántica. El suspiro de limeña es un postre típicamente peruano, de la ciudad de Lima, pero que poco a poco se ha ido extendiendo a todo el país y ha cruzado fronteras a todo el mundo, gracias al gran auge de la gastronomía del Perú.

El suspiro de limeña es básicamente una crema de dulce de leche peruano (lo que ellos llaman manjar blanco) y yemas con merengue italiano. Este postre fue traído en sus componentes por los españoles y aparece en Perú hacia el siglo XIX. El manjar blanco que trajeron los españoles estaba hecho con leche, azúcar y almendras (de clara influencia árabe), aunque actualmente el que se hace sólo lleva leche, azúcar y vainilla. El primer dato que se tiene de su elaboración es hacia 1868 donde se le llama Manjar Real del Perú. Se cuenta que doña Amparo Ayarez, esposa del poeta José Gálvez Barrenechea, fue la creadora del postre y que fue su esposo el que lo rebautizó como “suspiro de limeña” por ser tan suave y dulce como el suspiro de una mujer.

Si os apetece ver otro postre intensamente dulce y delicado, aquí os dejo esta fantástica Tarta de 5 leches, otro de mis nuevos descubrimientos en Perú.

 

0'
0 raciones
Fácil

Ingredientes


Para 4 porciones:

Para el manjar blanco:

Para la crema de yemas:

Para el merengue italiano:

Decoración:

Suspiro de limeña, dulce de leche con merengue, preparación:

Para preparar el suspiro de limeña con merengue italiano tendremos que elaborar primero un dulce de leche casero, al estilo peruano, luego lo mezclaremos con unas yemas para hacer la crema del suspiro y terminaremos haciendo un merengue italiano, muy suave y duradero. Pocos ingredientes, pero con una elaboración cuidada. Si os apetece elaborar otro postre con merengue y dulce de leche totalmente diferente pero igual de rico, pinchad en el nombre de esta receta: Rosas de merengue rellenas de mousse de dulce de leche. ¡Os va a encantar!

Preparación del dulce de leche casero:

1.- En un cazo, echamos la leche evaporada y la leche condensada. Removemos. 2.- Le añadimos la canela en rama, los clavos de olor y el extracto de vainilla y lo calentamos hasta que hierva. 3.- Cuando consigamos un hervor constante, bajamos el fuego y lo mantenemos a fuego lento, removiendo constantemente con una cuchara de madera, para que no se pegue en el fondo. suspiro-de-limeña-preparación 1 4.- Cuando la crema empiece a espesar y al pasar la cuchara por el fondo éste se vea, ya está listo. (El mío tardó en hacerse una media hora). 5.- Colamos y ponemos en un bol o jarra de cristal para que se enfríe.

Preparación de la crema de yemas:

1.- Mientras está aún templado el dulce de leche casero, le añadimos las yemas de los huevos y removemos bien hasta que estén totalmente mezcladas. 2.- Ponemos la mezcla en un cazo y calentamos lentamente hasta que haya espesado. suspiro-de-limeña-preparación 2 3.- Colocamos la crema en las copas o recipientes individuales donde lo vayamos a servir y metemos en el frigorífico hasta que lo vayamos a usar.

Preparación del merengue italiano:

1.- En un cazo pequeño, ponemos el agua y el azúcar. Removemos y calentamos a fuego medio-bajo hasta que el azúcar se haya disuelto. 2.- Subimos un poco el fuego y dejamos que el almíbar hierva fuertemente hasta que alcance el punto de bola floja (entre 112°C -115°C, para los que tengan termómetro). Si no tenéis termómetro como yo, preparad una jarra de agua con un montón de cubitos. El agua tiene que estar bastante fría. Echamos una cucharadita del almíbar en el agua y si se forma una bolita, ya está listo. suspiro-de-limeña-preparación 3 3.- Mientras se hace el almíbar, batir las claras de los huevos a punto de nieve fuerte. 4.- Tan pronto como el almíbar esté hecho, lo echamos mientras esté caliente, poco a poco, sobre las claras montadas y batimos al mismo tiempo que lo agregamos. Seguiremos batiendo hasta que obtengamos un merengue firme y brillante.

Montaje y decoración:

1.- Sacamos las copas con la crema de yemas del frigorífico y le añadimos una o dos cucharadas de merengue a cada una. suspiro-de-limeña-preparación 4 2.- Decoramos con un poco de canela molida por encima y listo. ¡¡A disfrutar!! suspiro-de-limeña 5

Consejos:

El dulce de leche casero lo podemos guardar en el frigorífico durante una semana, bien tapado. Así, si queremos hacer más para utilizarlo en otras recetas, podemos doblar las cantidades que os he marcado para él. Procurad no pasarse con el punto de bola o el merengue se nos quedará con muchos grumos. Es preferible probar varias veces antes de que esté a pasarse.

¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Vídeo del día en mi canal de Youtube (suscríbete)

Deja tu comentario

  • #1
    deby
    02/05/2016 · 11:18

    Hola tengo una pregunta que es la leche evaporada?

×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail: