×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail:

¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Lubina al vino blanco

04 de Mayo de 2015
0'
0 raciones
Fácil

Lubina-al-vino-blanco-portada

Lubina al vino blanco

Receta de pescadito que nos trae hoy nuestra amiga Inma desde su blog "Platos plis plas", el cual no podéis dejar pasar la oportunidad de visitar, al igual que seguir su página de Facebook, para estar el corriente de todas las novedades que vaya subiendo próximamente.

Lubina al vino blanco, la receta:

La lubina, llamado también robalo, baila o lobina, es un pescado de cuerpo alargado y color gris oscuro. Se encuentra en costas rocosas de arenales y escolleras, si bien la mayoría del que compramos hoy en día, procede de piscifactoría, lo que ha hecho que su precio sea mucho más asequible y estable.  Esta especie, junto con el bacalao, la pescadilla, la perca o la raya, es uno de los pescados blancos más magros, ya que apenas aporta grasa. Posee un elevado contenido en proteínas de alto valor biológico, así como de vitaminas y minerales. Por ello, se considera un alimento muy nutritivo que, si se cocina de manera sencilla, puede formar parte habitual de las dietas hipocalóricas (baja en calorías). Su carne supone un aporte interesante de potasio, fósforo y hierro; y moderado de sodio y magnesio, comparado con el resto de pescados frescos. La lubina es uno de los pescados más apreciados por su alto valor culinario y su fino sabor. La forma más habitual de encontrar este pescado es fresco y en una pieza, si bien su carne firme y sus pocas espinas hacen que sea fácil prepararla en filetes o en lomos.

Al tratarse de un pescado de sabor fino y carne compacta, se puede preparar al horno, a la brasa, a la parrilla o en papillote. Si se cocina al vapor y se acompaña de unas verduritas también se puede apreciar su gusto. Y una guarnición de patatas panadera, guisantes, verduras diversas o arroz salteado siempre combina bien con este pescado.

Sus posibilidades culinarias son innumerables. Los lomos o los filetes guisados en salsa verde, fritos, rebozados, espolvoreados de ajo, perejil y limón o aromatizados con hierbas resultan platos sencillos, rápidos de preparar y deliciosos. De hecho, sirven para la lubina las mismas recetas que se emplean, por ejemplo, para la merluza. También aparece como ingrediente principal en sorprendentes e inusuales preparaciones, como lubina al hojaldre o a la naranja, ya sea en forma de supremas (filetes grandes), de rodajas o entera.

Pero de todas las posibles formas que hay para su cocinado, hoy os traigo Lubina al vino blanco, una receta  - como todas las de mi blog - muy sencilla, rápida, sin complicaciones y diferente, ya que acompaño este nutritivo y rico pescado con unas simples verduras y un suave y aromático toque de vino blanco por lo que resulta un plato muy ligero y muy digestivo. Si estás cuidándote por problemas de salud o para afrontar el buen tiempo "luciendo tipo", te aconsejo que tomes nota de esta sana y rica receta, si o si!

Lubina al vino blanco, el vídeo:

Lubina al vino blanco, ingredientes para 2 personas:

2 lubinas limpias (aprox.200g. cada una), 250g. de  champiñones en conserva, 1 tomate rojo 1 puerro, 1 limón, 6-8 ajos tiernos, 25cl. de vino blanco seco Unas ramitas de romero fresco, sal, pimienta y 2-3 cuch. soperas de aceite de oliva

Lubina al vino blanco, preparación:

- Enciende el horno y precalienta a 210º en posición arriba y abajo. Mientras, escurre los champiñones y salpimenta las lubinas por dentro y por fuera. - Mete una ramita de romero dentro de cada una y ponlas en una fuente de horno. Pela y corta en rodajas finas el puerro e incorpóralo a la fuente, junto con los champiñones. - Pela los ajos tiernos y corta a gajos el tomate. Corta a rodajas finas la mitad del limón.  Distribúyelo todo alrededor de las lubinas. - Salpimenta las verduras. Añade el vino blanco, exprime el jugo de la otra mitad del limón y rocía con el aceite de oliva. - Mete en el horno y cuece por espacio de 30 minutos. Pasado este tiempo, deja reposar unos instantes dentro del horno apagado. Emplata y sirve.

Lubina-al-vino-blanco-paso-a-paso

Observaciones: - Si no te gusta la lubina o no la encuentras en el mercado, puedes utilizar trucha. - Si lo deseas, puedes utilizar champiñones frescos. Yo los he utilizado en conserva porque me ahorran tiempo y trabajo en la cocina. Pero eso si, utiliza siempre conservas de calidad y de tu confianza. - En cuanto al tipo de vino, usa el de tu zona: Albariño, Txakoli, Cariñena, Rioja, Penedés... eso si, que sea seco y de calidad. Un mal vino puede echar a perder tu receta. - Si tienes una botella de cava seco abierta, úsala. También le va muy, pero que muy bien a esta receta.

 

Puedes seguir mi trabajo en las redes sociales:

Amigos de Javier Romero . Si quieres puedes participar en mi grupo de Facebook para am@s de casa, donde solo se habla de cocina y los participantes se aconsejan o recomiendan recetas y trucos entre si.

Página de fans en Facebook,  clica el Me gusta para recibir las noticias de primera mano.

Canal de Youtube, en el puedes ver un buen número de vídeos con recetas de cocina, suscríbete y recibe las novedades al instante.

 

Quizás te interesen estas otras recetas:

Hamburguezza:

Costilla de cerdo agridulce:

Bizcocho de limón:

¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Vídeo del día en mi canal de Youtube (suscríbete)

Deja tu comentario

×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail: