×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail:

¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Leche de almendras garrapiñadas, suave como la seda

03 de Enero de 2016

Leche de almendras garrapiñadas, suave como la seda

¡Hola a tod@s, amig@s de Cocina Familiar! Tenía ganas de sorprenderos con algo fuera de lo habitual y creo que lo he conseguido con esta leche de almendras garrapiñadas. Porque llegan los fríos y cuando paseamos por muchas de las calles de nuestras ciudades hay dos olores característicos de estos tiempos que son: los puestecillos de castañas asadas y los de garrapiñados. Antes sólo lo había de almendras, pero hoy ya se hacen garrapiñados todos los frutos secos y semillas, que si pipas de girasol, de calabaza, anacardos, cacahuetes, e incluso semillas de sésamo. ¡Madre mía! Hay tal variedad que no sabes dónde elegir. Bueno, yo sí, y es que lo mire por donde lo mire, una buena almendra garrapiñada es lo mejor con diferencia.

El origen de las almendras garrapiñadas es un poco incierto aunque lo que sí podemos decir es que siendo España uno de los mayores productores de almendra del mundo, era normal que aquí se hiciesen estas delicias desde antiguo. La almendra, originaria de Persia, ya era bañada en miel por griegos y romanos. Son famosas las de Briviescas (Burgos) y las de Alcalá de Henares (Madrid) donde el maestro confitero Juan de la Mata en su libro de 1747 “Arte de Repostería”, nos deja la tradicional receta de almendras garrapiñadas que ya se venía haciendo en el convento de las Clarisas de San Diego, de esa ciudad.

Así que, si queréis probar esta deliciosa bebida tan suave y reconfortante, coged papel y lápiz y a apuntar. Estoy segura de que os va a encantar.

30'
4 raciones
Media

Ingredientes


Para dos vasos de 125 ml.

Para la decoración:

* Las almendras garrapiñadas pueden ser ya compradas o podéis hacerlas vosotros mismos. Para ello necesitaréis: una medida de almendras crudas (normalmente se usan las alargadas con piel), la misma medida de azúcar y la mitad de esa medida de agua.

** Podéis usar cualquier otro tipo de leche, la que más os guste.

Si queréis hacer más, simplemente doblad las cantidades.

Leche de almendras garrapiñadas, preparación:

Pocas cosas hay que preparar para hacer esta deliciosa leche de almendras garrapiñadas. Si quieres que salga perfecta, elige unas almendras de buena calidad, que no vayan a amargarnos la bebida. Si queréis hacer las almendras garrapiñadas vosotros mismos, aquí tenéis la receta. Ya veréis qué sencilla es. Pinchad aquí: almendras garrapiñadas. 1.- En un robot de cocina, batidora o mortero, echamos las almendras garrapiñadas y las molemos hasta que queden bien finas. 2.- En un cazo, ponemos la leche con el azúcar (si vamos a utilizarlo) y las almendras molidas y calentamos a fuego lento hasta que esté hirviendo. Mantenemos el hervor durante unos 10 minutos. (Cuidado no se vaya a ir la leche). 3.- Quitamos la leche del fuego, removemos y dejamos reposar mientras se enfría. leche-de-almendras-garrapiñadas-preparación 4.- Preparamos ahora la nata. La ponemos en un bol, a ser posible metálico y la montamos. Al final, le añadimos el azúcar las y terminamos de batir.

Leche de almendras garrapiñadas, decoración:

1.- Repartimos la leche de almendras en cada uno de los vasos. 2.- Metemos la nata en una manga pastelera con una boquilla de estrella y decoramos la leche con un poco de nata. También podemos echarla simplemente con una cuchara. leche-de-almendras-garrapiñadas-preparación 2 3.- Terminamos de decorar, espolvoreando un poco de canela molida por encima de la nata. 4.- Y si quieres acompañar esta deliciosa bebida con unas galletas, te recomiendo estas galletitas típicas holandesas, de almendras y canela que no llevan huevo. ¡Te encantarán! Pincha aquí: Galletas Jan Hagel. leche-de-almendras-garrapiñadas

Consejos:

Depende del gusto de cada uno, podemos echar la cucharada de azúcar en la bebida o no. Para mi gusto quedó bien con el azúcar que llevaban las almendras, pero si lo quieres más dulce, sólo tienes que echar un poco de azúcar cuando esté hirviendo la leche. Además, puedes darle un toque avainillado, utilizando en vez de azúcar normal, azúcar avainillada. Seguro que está también deliciosa. Recuerda que para montar la nata, debemos tener todo frío: la nata, el recipiente y las varillas. De esta forma se montará sin problemas.

¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Vídeo del día en mi canal de Youtube (suscríbete)

Deja tu comentario

  • #4
    Reyna
    02/05/2016 · 11:18

    Riquisimo, como todas las recetas y facil de preparar. Gracias.

  • #3
    Javier Romero
    02/05/2016 · 11:18

    Puedes suscribirte a la newsletter o descargar la aplicación para móviles... cualquiera de las dos opciones te sirve.

  • #2
    Patricia
    02/05/2016 · 11:18

    Quiero recibir tus recetas estan muy buenas.

  • #1
    Ramón Artagaveytia
    02/05/2016 · 11:18

    Copie las Almendras Garrapiñadas, pues estoy suscrito por mail y tengo todo ya!

×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail: