×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail:

¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Bizcocho esponjoso con almendras

24 de Junio de 2015
0'
0 raciones
Fácil

Bizcocho esponjoso con almendras

Hoy tenéis una de esas recetas que, por su sencillez, gustan a todos. Un bizcocho que se funde en la boca por su esponjosidad y que prepararás fácilmente con los ingredientes que sueles tener en casa. La trae Anna del blog "Anna recetas fáciles“, del que os recomiendo seguir su página de Facebook para ver todo lo que publica al segundo.

Ya sabes que me gustan los bizcochos y, sobretodo, si son sencillos y muy esponjosos. Suelo preparar un bizcocho todas las semanas, y, casi siempre, intento darle un toque distinto para variar. Esta vez he querido hacerlo con almendra, pero sólo la he usado en la decoración porque la harina de almendra pesa y quiero que el bizcocho esté lleno de aire. Así que si quieres más sabor a almendra, deberás renunciar a parte de esta esponjosidad en favor de este rico sabor. Tú eliges cómo quieres prepararlo porque cada receta puede adaptarse al gusto personal de cada cocinero.

Seguro que, más de una vez, te has preguntado cómo conseguir que te quede el bizcocho igualito que el de la foto de la receta, que con tanta ilusión quieres preparar. Quizá pienses que hay algún secreto, yo lo pensaba, pero el secreto no existe. Existen trucos para que queden esponjosos, para que no se hundan del centro o que la textura quede uniforme. Si te preguntas cuáles son, te diré que todos los detalles de una buena receta son importantes: el amasado a mano o a máquina, el material del molde que usas, el tipo de grasa con la que untas el molde y, sobretodo, el horno en el que lo cocinas. No quiero decirte que debas cambiar en horno, ni hablar, sólo pretendo que aceptes que tu horno puede hacer bizcochos maravillosos, pero deberás conocerlo lo suficiente para que controles la temperatura y el tiempo de cocción. Eso puede costarte más o menos y reconozco que a mí me costó, pero cada vez que encuentres un fallo a tu bizcocho, averigua qué ha pasado y cambia algo en el siguiente intento. Verás como llegará el momento en el que ningún bizcocho se te resista.

Bizcocho esponjoso con almendras, el vídeo:

 

Bizcocho esponjoso con almendras, ingredientes:

150 gr. de harina de trigo 150 gr. de azúcar 3 huevos 50 gr. de almendra laminada cruda 1 cucharada de azúcar vainillado o esencia de vainilla 50 ml. de leche 50 ml. de aceite Una cucharada de levadura química o polvo de hornear (6 gramos) Una pizca de sal Spray desmoldeador o mantequilla para engrasar

Molde empleado 23 cm. x 13 cm. y 6 cm. de alto

SONY DSC

Bizcocho esponjoso con almendras, preparación:

Separa las claras y las yemas de los huevos en dos bols. Batir las claras con una pizca de sal (usa las varillas). Cuando blanqueen, añadir la mitad del azúcar y reservar el resto. Batir hasta conseguir el punto de nieve y reservar.

Bizcocho-esponjoso-con-almendras-paso-a-paso-001

En el bol donde hemos colocado las yemas, añadir el resto de azúcar, el aceite y la leche. Batir de nuevo con las varillas hasta que tengan un poco de espuma. Mezclar la harina con la levadura química o polvo de hornear y tamizarla encima de la mezcla de yemas. Batir hasta que la harina se integre por completo.

Incorporar las claras a esta mezcla con movimientos envolventes, usando una cuchara, teniendo cuidado de que las claras no pierdan el aire que hemos conseguido introducir durante el batido. Cuando la masa tenga ya una textura y un color uniformes, verter al molde engrasado. Espolvorear con un poco de azúcar y repartir las almendras laminadas, dejándolas con cuidado para que no se hundan. Espolvorear de nuevo con azúcar e introducir al horno precalentado a 175º C con calor superior e inferior. Colócalo a media altura de manera que el bizcocho quede centrado en el horno.

Bizcocho-esponjoso-con-almendras-paso-a-paso-002

Después de 45 minutos, pinchar con un palito de brocheta y comprobar que sale limpio. Si es así, sácalo del horno y déjalo enfriar. Una vez frío, desmóldalo. En este momento, ya puedes servirlo!

Trucos y consejos:

El batido de claras y yemas por separado, ayuda a introducir más aire en la masa y todas esas burbujitas harán que tu bizcocho quede muy esponjoso. No tengas prisa y no te saltes este paso porque es importantísimo. Te recomiendo que uses recipientes lo suficientemente grandes para que la masa te quepa con holgura y te sientas con total libertad cuando estés trabajando, sin tener que andar pendiente en todo momento de si la masa salpica y te pone perdida a ti y a tu cocina.

Bizcocho-esponjoso-con-almendras-paso-a-paso-003

Si no tienes azúcar vainillado, puedes usar vainilla o preparar tu propio azúcar vainillado con este pequeño truco que te dejo aquí: Cómo preparar fácilmente un azúcar vainillado casero.

El polvo de hornear es lo mismo que la levadura química, así que sustituye por las mismas cantidades que te indico. 6 gramos equivalen a una cucharada de tamaño de postre sin colmar. Como puedes ver, suelo usar spray desmoldeador para engrasar, pero usa mantequilla si te resulta más práctico.

Bizcocho-esponjoso-con-almendras-paso-a-paso-004

Si no tienes almendra laminada, no uses almendras enteras o verías cómo la masa las va engullendo una a una. Aplasta unas almendras con un vaso o un rodillo de cocina y colócalas troceadas. Si las picas en picadora, se te convertirán en harina y posiblemente no te guste el aspecto.

Como este molde que he usado no se desmonta, para desmoldar, lo he volteado con cuidado y rápidamente he colocado el bizcocho en la bandeja. Hazlo en frío porque es muy frágil cuando todavía está caliente. Si has colocado un papel en el fondo, no lo quites y evitarás que se te pegue a la bandeja donde vayas a servirlo.

Ya sabes que cada horno tiene su truco. Deberás conocer si tu horno va muy rápido o muy lento y adaptar la temperatura. Si no te queda bien la primera vez, deberás probarlo hasta que te suba y se te cuaje por dentro por completo y sin quemarse por fuera. El tiempo depende del grosor de la masa, así que puedo hablarte del tiempo que he necesitado yo, pero deberás estar bien atent@ para calcular el tiempo que tu horno necesita. Lo que sí es importante es que puedas prepararlo sin cambiar continuamente la temperatura del horno.

Esta receta puedes cocinarla con niños, pero mucha precaución cuando manipulen los aparatos eléctricos porque siempre deben estar bajo la vigilancia atenta de un adulto para que no se produzca ningún accidente.

Espero que te haya gustado esta receta y que todos los trucos y consejos que te he dado te sirvan para conseguir que este bizcocho te quede perfecto.

 

 
¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado

Vídeo del día en mi canal de Youtube (suscríbete)

Deja tu comentario

×
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail: