Albóndigas caseras con salsa agridulce

Albóndigas caseras con salsa agridulce
90'
4 raciones
Fácil

Cómo hacer albóndigas caseras con salsa agridulce. Hoy tenemos una receta de albóndigas diferente a las habituales. Si bien en Cocina Familiar, hemos hecho unas cuantas salsas acompañantes de lo más dispares, nunca había cocinado unas albóndigas con una salsa que se pareciera ni remotamente a esta. La salsa en cuestión tiene un sabor agridulce extraordinario. Lleva piña en su jugo, salsa de soja, vinagre, kétchup y jengibre en polvo como protagonistas, así que ya podéis imaginar la explosión de sabor que tendrán estas albóndigas caseras. Eso sí, no penséis ni por un segundo que el hecho de llevar ingredientes tan exóticos, va a significar un incremento de la dificultad, porque nada más lejos de la realidad. Es tanto o más fácil que las recetas tradicionales de albóndigas y es perfecta para las comidas diarias, para poner en una celebración o para llevar en un tupper si os toca comer en el trabajo.

Como comentaba anteriormente, en Cocina Familiar tenemos publicadas muchas recetas de albóndigas que van desde lo más tradicional, hasta las albóndigas rellenas o una que ni siquiera son de carne. La más tradicional creo que es la de albóndigas con tomate y patatas. Es un plato que nunca va a pasar de moda porque le gusta a casi todo el mundo, es económico y es un habitual de los restaurantes en sus menús del día. Otra de las que se conocen de toda la vida, es la de albóndigas con salsa de cebolla. Esta receta la conozco también de toda la vida y no me extraña. La cebolla le da a las albóndigas un punto extra de jugosidad y la salsa tiene un sabor muy suave. También tengo una receta de albóndigas a la jardinera. Si bien no es el apaño más corriente para las albóndigas, es una salsa muy tradicional en otros guisos que a las albóndigas le va de lujo.

Ahora vamos con recetas de albóndigas menos habituales. Empezaré por las albóndigas de ternera y champiñones. Al decir champiñones, no quiero dar a entender que la salsa lleva champiñones, pues éstos van triturados e integrados con la carne. Puede sonar extraño, pero os aseguro que el resultado os va a sorprender muy gratamente. Otra que sé que os va a sonar muy, pero que muy extraña, es la de albóndigas con sepia y verduras. No, en esta ocasión, la sepia va troceada en la salsa y no integrada en la carne como en el caso de los champiñones. Es un guiso tierra y mar que recomiendo encarecidamente que añadáis a vuestro recetario de comidas diarias. La última de este apartado, es la receta de albóndigas con salsa de almendras. Salimos del tomate, la cebolla y las verduras, para una salsa completamente distinta con la nata como líquido principal.

En el siguiente apartado, voy a enseñaros las recetas de albóndigas rellenas, las que llevan salsas de otros países y las que no son de carne. Tengo 2 recetas de albóndigas rellenas cuya salsa es similar, pero eso es lo de menos. Podéis ponerles otras salsas que os gusten, pues creo que ya os he dado unas cuantas ideas. Las recetas en cuestión, son las albóndigas rellenas con huevo de codorniz y las albóndigas rellenas de queso. Las recetas que tengo con salsas de otros países son 2 también. Por un lado están las albóndigas al estilo sueco, que muchos ya conoceréis porque las servían en una conocidísima cadena de tiendas de muebles sueca. Nunca las he probado, pero estas que he hecho sí y puedo decir que están riquísimas. La otra receta es albóndigas con salsa putanesca. Esta salsa italiana es acompañante de la pasta, pero desde que la descubrí la he ido probando en otros platos como en estas albóndigas y solo puedo decir que el resultado es fantástico. Para finalizar con este monográfico sobre la albóndiga, solo me queda por enseñar la receta que no es de carne. Se trata de unas albóndigas de arroz y gambas en salsa picante, que no va a dejar indiferente a nadie.

Vídeo de la receta

Javier Romero
Javier Romero
Más de 2000 recetas en vídeo

Ingredientes para 4 personas

Foto de los ingredientes

Preparación paso a paso

1
hecho

Comenzamos preparando la carne para las albóndigas, cuya receta podéis ver PULSANDO AQUÍ. Una vez hecha la mezcla, tapamos el bol con papel film transparente y lo guardamos en la nevera durante mínimo una hora.

 

Paso 1 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
2
hecho

Durante ese tiempo, nos ponemos a hacer la salsa. Picamos el ajo y lo sofreímos en una cazuela plana con aceite cubriendo el fondo. A continuación, picamos la cebolla y la añadimos en cuanto la tengamos picada. Dejarmos cocinar despacio hasta que la cebolla comience a transparentar.

Paso 2 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
3
hecho

En este punto, añadimos el pimiento verde picadito y en que esté hecho, agregamos un poco de jengibre en polvo, el zumo de la piña, la salsa de soja, el kétchup, el vinagre de manzana y un poco de sal. Mezclamos un poco, dejamos que hierva y en ese momento, añadimos las rodajas de piña cortadas en trocitos.

Paso 3 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
4
hecho

Con el fin de espesar un poco la salsa, mezclamos una cucharadita de maicena en un poco de agua y lo añadimos a la salsa. Ahora dejamos que la salsa se vaya cocinando despacio, pero vigilando que no se reduzca en exceso.

Paso 4 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
5
hecho

En este momento, sacamos la carne de las albóndigas de la nevera y vamos haciendo bolitas, que pasaremos por una mezcla de harina y maicena a partes iguales. El tamaño de las bolas lo elegís vosotros.

Paso 5 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
6
hecho

A medida que vayamos haciendo bolitas, las iremos poniendo en una sartén con abundante aceite. El fuego debe estar a media intensidad, para que las albóndigas no se doren excesivamente rápido por fuera y se queden crudas por dentro.

Paso 6 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
7
hecho

Según se vayan haciendo, las sacamos a la cazuela de la salsa. Una vez estén todas, ponemos un poco de agua (si os ha sobrado de la que tiene maicena, podéis poner de esa) y cocinamos durante 5-10 minutos a fuego medio.

Paso 7 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
8
hecho

Pasado ese tiempo, podemos dejar la cazuela tapada unos minutos más ya fuera del fuego, para que terminen de asentarse los sabores. Después, ya podemos servir nuestras albóndigas en un plato y ponerles unas semillas de sésamo por encima.

Paso 8 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
9
hecho

Y ya está amig@s. Hemos terminado nuestras albóndigas caseras con salsa agridulce. Espero que las preparéis muy pronto en casa y subáis la foto final a Instagram, mencionando mi cuenta @cocinafamiliarjr. Así veré que habéis hecho una de mis recetas y me pondré muy contento.

Nada más por hoy. Mañana más y mejor aquí, en Cocina Familiar.

Paso 9 de Albóndigas caseras con salsa agridulce
¡Gracias por tu valoración!
Parece que ya has votado
Deja tu comentario

× La App de Cocina Familiar para tu tablet o móvil
×

Introduce tus datos para descargar el PDF:

×

Introduce tu dirección de e-mail:

Recetas más vistas en los últimos 90 días